27Jun
Encendido: 27 junio, 2017 In: Alpinismo

La idea original era ir a los Alpes, para ampliar los conocimientos de alpinismo, aclimatar  y acometer la ascensión del Mont Blanc.
Para la semana elegida, las condiciones de la montaña no eran las más adecuadas, por lo que nos decantamos por otro país. Marruecos, concretamente el Atlas, pero problemas con los pasaportes nos forzaron a cambiar de destino.

PIRINEOS, nunca falla.

Para comenzar con la puesta a punto y de paso visitar a mi gran amigo Jordi Sabate Moure, nos pasamos por el refugio Prat D´Aguilo. Allí nos trataron como a marqueses.
Para la época en la que nos encontramos las cosas no están tan mal para practicar alpinismo. Elegimos la Canaleta D´Aguilo saliendo por la Canal Ampla D´Aguilo 100m, BD max 45º

Después nos desplazamos hasta Caldes de Boi, con la intención de ascender al Besiberri Sur 3024m. De camino pasamos por el Estany Roi, los Estanys de Gémena y els Estanys Gelats. Pero una pájara nos hace abandonar en la proximidades del Coll D´Abellers. A la mañana siguiente en Pont de Suert nos subimos por la ferrata Tossal de Miravet.

El plato fuerte, Aneto 3404m.
Bajo una fina lluvia subimos tranquilamente hacia el refugio de la Renclusa. La prevision metereologica se esta cumpliendo. Para esta noche dan 50 cm. de nieve, pero mañana viento en altura, sol y nubes.
Amanece un día frío, perfecto para no sufrir demasiado con la nieve. Poco a poco vamos ganando altura, pero intuyo que la nieve nos dará problemas en el descenso. Pasamos el Portillon y poco después comenzamos con el glaciar de Aneto. Llegamos al collado de Coronas con viento racheado, subimos por la fuerte pendiente de la pala final que nos deja en el paso de Mahoma. Descansamos un poco y enfilamos el famoso paso, pero la sensación de verticalidad y la falta de costumbre hace mella en alguno de los miembros del equipo. Yo intento todas las artimañas que conozco para convencer a Carlos. Soy amable, me enfado, insisto, vuelvo a ser amable. No hay nada que hacer, así que damos por finalizada la ascensión. Con buen sabor de boca por la cercanía de la cumbre comenzamos el descenso. Ahora la nieve esta en unas condiciones bastante malas. Cosas del alpinismo. Cada cinco pasos nos hundimos hasta la cintura. Lastima, pues esa es la tónica hasta que llegamos a la Renclusa.

Desde mi punto de vista la semana ha sido muy productiva. Espero que Carlos al cuadrado opinen igual. Un placer compartir conocimientos.

Comparte con tus amigos...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+